© 2020 Texas Public Radio
Real. Reliable. Texas Public Radio.
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
TPR Noticias

El presidente Biden pide la prohibición de las armas de asalto y otras medidas para frenar la violencia armada

U.S. President Biden delivers a primetime address on gun violence, in Washington
LEAH MILLIS/REUTERS
/
X90205
El presidente Joe Biden habla sobre los recientes tiroteos masivos e insta al Congreso a aprobar leyes para combatir la violencia armada en el Cross Hall de la Casa Blanca en Washington el 2 de junio de 2022.

Read this story in English

El presidente Joe Biden le solicitó este jueves al Congreso prohibir las armas de asalto o aumentar la edad de 18 a 21 años para poder comprar una, entre otras medidas para frenar la violencia armada en Estados Unidos.

“Si no podemos prohibir las armas de asalto, entonces deberíamos aumentar la edad de 18 a 21 años para comprarlas”, dijo Biden.

También pidió la prohibición de cargadores de alta capacidad, verificaciones de antecedentes, leyes de bandera roja y la derogación de la inmunidad que protege a los fabricantes de armas de responsabilidad legal si sus armas se usan con fines violentos.

Los comentarios se produjeron el día después del tiroteo masivo número 233 en Estados Unidos durante este año, ocurrido en Tulsa, Oklahoma, que resultó en la muerte de cinco personas, incluido el tirador en el Hospital Saint Francis.

Esto fue una semana después de que 19 estudiantes y dos maestros fueran asesinados y otros 17 resultaron heridos en la escuela Robb Elementary en Uvalde, Texas. Y poco más de dos semanas después de que 10 personas murieran y otras tres resultaran heridas durante un ataque racista en una tienda de comestibles en Buffalo, Nueva York.

“Hay demasiadas escuelas, demasiados lugares diurnos que se han convertido en campos de exterminio, campos de batalla aquí en Estados Unidos”, dijo Biden el jueves por la noche. "El problema al que nos enfrentamos es de conciencia y sentido común... Quiero ser muy claro. No se trata de quitarle las armas a nadie. No se trata de vilipendiar a los propietarios de armas".

El presidente citó un informe reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades que indica que las armas eran la principal causa de muerte entre los niños.

“Durante las últimas dos décadas, más niños en edad escolar han muerto por armas de fuego que policías en servicio y militares en servicio activo combinados”, dijo Biden.

Describió el impacto del rifle AR-15 en los niños del tiroteo en la escuela de Texas.

“El daño fue tan devastador en Uvalde que los padres tuvieron que hacer muestras de ADN para identificar los restos de sus hijos de 9 y 10 años”, dijo.

La reacción de los defensores del control de armas fue mixta. Algunos grupos como Everytown for Gun Safety y Moms Demand Action elogiaron el discurso, mientras que otros, incluidos Guns Down America, Manny Oliver, el padre de un niño asesinado en el tiroteo de Parkland, y el ex alumno de Parkland, Cameron Kasky, criticaron al presidente por no tomar medidas más agresivas para presionar al Congreso o cambiar las leyes.

"Ok... esperaba una orden ejecutiva y todo lo que obtuvimos fue una oración ejecutiva", tuiteó Oliver.

Como senador, Biden fue el autor de la prohibición de armas de asalto, que estuvo vigente durante una década hasta 2004. Pero en el clima político actual, el presidente tiene pocas vías realistas para lograr el control de armas sin la acción del Congreso.

Aunque hay señales de un acuerdo sobre una posible legislación que ofrecería incentivos estatales para aprobar leyes de bandera roja, actualizar los protocolos de seguridad escolar y cambios en las verificaciones de antecedentes, la perspectiva de una acción bipartidista sobre las armas generalmente se desvanece en las semanas posteriores a los tiroteos masivos.

“Esta vez, es hora de que el Senado haga algo”, dijo Biden, y agregó que 10 senadores republicanos deben estar de acuerdo con cualquier esfuerzo.

"El hecho de que la mayoría de los republicanos del Senado no quieran que ninguna de estas propuestas se debata ni se someta a votación me parece inconcebible. No podemos volver a fallarle al pueblo estadounidense".

Del lado del Senado, un acuerdo puede estar aún más lejos, pero un grupo bipartidista de senadores encabezado por John Cornyn, R-Texas, y Chris Murphy, D-Conn., pasó la semana pasada intentando llegar a un acuerdo sobre una legislación potencial que abordaría la violencia armada.

Sobre la mesa están los incentivos estatales para aprobar leyes de bandera roja, actualizaciones de los protocolos de seguridad escolar y cambios en las verificaciones de antecedentes.

Pero es más fácil decir que hacer. Históricamente, los miembros del Partido Republicano se han mantenido unidos en oposición a cualquier ley que pudiera limitar los derechos de porte de armas.

Por separado, en la Cámara controlada por los demócratas, el Comité Judicial llevó a cabo una discusión el jueves para avanzar en cuanto a una serie de proyectos de ley que, entre otras cosas, aumentarían la edad para comprar rifles semiautomáticos de 18 a 21 años, prohibirían los cargadores de alta capacidad y aumentarían los requisitos de verificación de antecedentes, casi todas las disposiciones por las que Biden abogó en su discurso.

La Cámara en pleno podría votar la próxima semana sobre el paquete de medidas. Las posibilidades de que esto avance en el Senado son casi nulas.

Sin la acción del Congreso, la acción ejecutiva es limitada. Biden ha firmado una serie de órdenes ejecutivas que abordan las pistolas fantasma y los aparatos en las armas AR-15, pero la siguiente administración puede deshacer tales reglas.

Los miembros del gabinete de Biden piden 'leyes de armas con sentido común'

Los miembros del gabinete de Biden se han pronunciado a favor de la acción del Congreso para promulgar "leyes de armas con sentido común" en los últimos días.

"Nosotros tenemos a la gente de Tulsa en nuestros corazones, pero, por supuesto, reafirmamos nuestro compromiso de aprobar leyes de seguridad de armas de fuego con sentido común", dijo la vicepresidenta Kamala Harris durante un evento que destacó la cancelación de préstamos estudiantiles federales para estudiantes de la cadena Corinthian Colleges con fines de lucro. "No más excusas. Los pensamientos y las oraciones son importantes, pero necesitamos que el Congreso actúe".

El miércoles, el secretario de Agricultura, Tom Vilsack, se hizo eco del sentimiento al comienzo de un discurso en la Universidad de Georgetown.

"Sumado a esta letanía de desafíos, los trágicos eventos ocurridos recientemente en Nueva York y Texas, donde personas inocentes que compraban en una tienda de comestibles y niños en la escuela fueron asesinados a tiros porque nosotros, como nación, aún no hemos reunido el coraje para poner leyes de armas con sentido común", dijo Vilsack.

Esta nota fue traducida por Texas Public Radio con apoyo de Gabriela Olivares, Roberto Sierra, Francisco Marín e Yvette Benavides, para NPR y The Texas Newsroom. Haga clic aquí para más cobertura de Uvalde en español.

TPR fue fundado y es apoyado por nuestra comunidad. Si usted valora nuestro compromiso con los más altos estándares de periodismo responsable y puede hacerlo, por favor considere hacer su regalo de apoyo hoy.