© 2020 Texas Public Radio
Real. Reliable. Texas Public Radio.
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
TPR Noticias

Las Iglesias De Texas No Pueden Ser Obligadas A Cerrar, Nunca, Según Una Nueva Ley

 Boerne's First Baptist Church
Jack Morgan
/
Primera Iglesia Bautista de Boerne

La 87 Legislatura, durante el período primaveral, arrojó más de 650 nuevas leyes para Texas. Los afiliados de Texas Public Radio han estado colaborando para brindarle más detalles sobre estas leyes.

Una de ellas es la iniciativa de ley 1239. Dicha iniciativa establece que el gobierno no puede indicarles a los establecimientos religiosos que cierren por ningún motivo, incluso durante una pandemia.

Rachel Osier Lindley, de KERA, fue la mañana del domingo a la iglesia Shoreline City de Dallas, donde los fieles se reunieron para orar en una sala repleta. Algunos llevaban mascarillas.

Jose Estevan Rodriguez se dirigía al recinto, pero se detuvo para conversar. Explicó que ha estado asistiendo a Shoreline City durante tres años y se siente como en casa.

“Pasé por el cáncer aquí. Pasé por el duelo, la pérdida de mi padre aquí”, compartió Rodriguez. "Fue una gran experiencia y, honestamente, sentí que me habían puesto aquí por una razón".

En marzo de hace un año, cuando las restricciones por el coronavirus pusieron en pausa los servicios religiosos presenciales, a Rodriguez le resultó difícil.

"Cuando no estábamos cerca, era muy difícil, especialmente para aquellas personas que luchan contra la depresión y la soledad", comentó.

gov._greg_abbott_press_conference_coronavirus.jpg
GABRIEL C. PÉREZ | KUT
/
El gobernador Greg Abbott habla en una conferencia de prensa.

Al comienzo de la pandemia, el gobernador Greg Abbott emitió una serie de órdenes ejecutivas diseñadas para detener la avalancha de casos y muertes por coronavirus que se estaban extendiendo por Texas. Su orden ejecutiva del 19 de marzo del año pasado no llegó a pedir a los texanos que permanecieran en casa, pero no faltó mucho.

“Necesitamos que todos en el estado de Texas conozcan y comprendan la Orden Ejecutiva que ya emití”, expuso en una conferencia de prensa. "No se reúnan en grupos de más de 10. Todos los bares y restaurantes están cerrados".

También cerró gimnasios y escuelas en todo el estado con esa orden. Si bien las iglesias no fueron señaladas explícitamente, la mayoría cayeron en el rubro de “grupos de más de 10”.

La epidemióloga Cherise Rohr-Allegrini precisó que, desde una perspectiva de salud pública, la preocupación por las iglesias tenía sentido. Al reunir a un grupo de personas en una habitación los virus se propagan rápidamente.

“Tienes personas cercanas unas a otras. Incluso si no son sintomáticos, podrían estar infectados y podrían estar compartiendo el virus”, indicó.

También es problemático cantar.

“A menudo se canta en un lugar de culto, aunque la forma en que expulsa el aliento también puede conducir a la exposición”, advirtió Rohr-Allegrini.

Después del rechazo de las órdenes ejecutivas del gobernador Abbott las iglesias fueron declaradas como "servicios esenciales" a finales de marzo. Muchas iglesias reabrieron y dieron la bienvenida a sus feligreses. En el condado de Harris, la jueza Lina Hidalgo prohibió explícitamente los servicios religiosos en persona. Pronto, varias personas demandaron al juez, al gobernador Abbott y al fiscal general Ken Paxton. El activista conservador Steve Hotze formó parte de estas demandas.

"Tenemos el derecho a profesar nuestra religión libremente, y también tenemos el derecho a reunirnos pacíficamente", anotó.

Todo esto inspiró a Scott Sanford, un representante estatal republicano de McKinney, a escribir y presentar el Proyecto de Ley 1239 en la Cámara.

“Toma los obstáculos con los que se encontraron las iglesias durante el cierre inicial de la COVID-19 que fueron impuestos por funcionarios gubernamentales, y los convierte en ilegales”, planteó Sanford. "Por lo tanto, prohíbe a un funcionario o agencia del gobierno tomar medidas que cerrarían un lugar de culto".

Ken Nwankwo
Rachel Osier Lindley
/
Ken Nwankwo

Sanford calificó a lo que sucedió al comienzo de la pandemia como una "extralimitación gubernamental".

“Claramente fue eso. Habría iglesias que se cerraron mientras se permitía la apertura de otros negocios, incluso se permitió que se abrieran algunos tipos indecorosos de negocios".

Así que el 16 de junio de este año se aprobó el Proyecto de Ley 1239 en la Cámara de Representantes, también llamado Ley de Libertad Religiosa: con 113 votos a favor y 30 en contra.

Quienes se oponen a la ley dicen que podría poner a los texanos en una situación peligrosa si surgiera una variante de COVID-19 más contagiosa. Peor aún en el futuro, si se sufre una pandemia más mortal.

De vuelta a las afueras de la iglesia Shoreline City de Dallas, el asistente del vestíbulo, Ken Nwankwo, dijo estar de acuerdo con que el gobierno tenga la autoridad para detener los servicios en persona, si hubiera una razón de salud pública convincente. “Nuestra postura es darle a Dios lo que es de Dios y darle al César lo que es del César”, recalcó. "Por lo tanto, está bien confiar en nuestro liderazgo y cerrar una iglesia porque nuestra iglesia ha tenido otras vías y sistemas para asegurarse de que todavía tenemos a la iglesia cerca".

John Butz no opina lo mismo.

“No hay razón para que el gobierno cierre iglesias. El gobierno no debería cerrar nada”, aseguró.

Jack Morgan, de Texas Public Radio, se reunió con él el domingo afuera de la Primera Iglesia Bautista de Boerne.

"La separación de la iglesia y el estado: esa es una de las principales razones por las que no tenemos oración en la escuela, entonces, ¿por qué el gobierno no se queda fuera de la iglesia?" Cuestionó.

El inmunólogo Rohr-Allegrini cree que atar las manos del gobierno en una pandemia simplemente no es prudente.

“Cualquier tipo de ley como esa, es dañina para la población. La autoridad sanitaria debe poder actuar según sea necesario”, agregó.

Con la ley HB 1239 en vigor, y si los casos de coronavirus continúan aumentando, es posible que este conflicto entre la iglesia y el estado crezca en lugar de disminuir.

Más de 650 nuevas leyes de Texas entrarán en vigor oficialmente a principios del próximo mes. Antes del 1 de septiembre, los reporteros de las radios públicas de todo el estado están explorando el perfil más destacado y las consecuencias de estas nuevas leyes, y explicando cómo cambiarán el futuro de Texas. Lea más notas aquí.

TPR fue fundada y apoyada por nuestra comunidad. Si usted valora nuestro compromiso con los más altos estándares de periodismo responsable y puede hacerlo, considere aportar un donativo hoy mismo.