© 2022 Texas Public Radio
Real. Reliable. Texas Public Radio.
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

Proveedores de salud demandan a Texas por la prohibición del aborto previa a Roe

download (3).jpg
Patricia Lim
/
KUT
Las mujeres que buscan un aborto tendrán que salir del estado para realizarse el procedimiento. Los proveedores en Texas dejaron de realizar abortos el viernes, diciendo que la ley de aborto en el estado no está clara inmediatamente después de la decisión de la Corte Suprema.

Read this story in English

Una coalición de proveedores de servicios de aborto en Texas presentó una demanda el lunes contra el estado por una prohibición del procedimiento que data a hace décadas.

La demanda busca impedir que los funcionarios estatales hagan cumplir la prohibición total del aborto que es anterior al histórico fallo de la Corte Suprema de EE.UU. en el caso Roe v. Wade.

“Los servicios de aborto se detuvieron de inmediato en Texas la semana pasada después de la aplastante decisión de la Corte Suprema, pero lucharemos para mantener el acceso todo el tiempo que podamos”, dijo Nancy Northup, presidenta y directora ejecutiva del Centro de Derechos Reproductivos con sede en Nueva York, uno de los de las organizaciones demandadas.

La semana pasada, la Corte Suprema de los Estados Unidos revocó el derecho al aborto.

Actualmente, Texas prohíbe el procedimiento después de las seis semanas de gestación. Pero la llamada ley desencadenante aprobada el año pasado está lista para eliminar casi todos los abortos. Esta última ley entrará en vigor 30 días después de que el tribunal emita su fallo, lo que, según el fiscal general de Texas, Ken Paxton, podría suceder en aproximadamente un mes.

Pero en un memorando que Paxton emitió después del fallo, afirmó que “algunos fiscales pueden optar por iniciar inmediatamente procesos penales basados en violaciones de las prohibiciones de aborto de Texas anteriores a Roe que nunca fueron derogadas por la Legislatura de Texas”.

Paxton hizo referencia a una Ley del Estado que, hasta la decisión de la Corte Suprema de los EE. UU. en 1973 sobre Roe v. Wade, hizo que la realización de un aborto fuera punible con hasta cinco años de prisión.

“Aunque estos estatutos no se podían hacer cumplir mientras Roe estaba en los libros, siguen siendo leyes de Texas”, indicó Paxton. "Según estos estatutos anteriores a Roe, los proveedores de servicios de aborto podrían ser penalmente responsables por realizar abortos a partir de hoy".

Al menos un fiscal de distrito, Jose Garza, del condado de Travis, dijo que no usará su cargo para enjuiciar a las personas que buscan o proveen un aborto.

El memorando de Paxton ha causado confusión entre los proveedores de servicios de aborto, que han detenido sus servicios en Texas en respuesta al fallo.

“Hay suficiente incertidumbre legal como para que los proveedores de servicios de aborto y los fondos de aborto en Texas no quieran correr el riesgo legal, que se litigará si corren ese riesgo legal”, expuso el lunes al Texas Standard Seema Mohapatra, profesora de derecho en la Universidad Metodista del Sur.

Sin embargo, comentó que en 2004, un Tribunal de Apelaciones de EE. UU. aclaró que las leyes anteriores a Roe habían sido derogadas implícitamente después de la decisión de Roe.

En su demanda presentada en el tribunal de distrito del condado de Harris, la coalición de proveedores de servicios de aborto solicitó al tribunal que les garantice a ellos y a los pacientes que, por ahora, realizar el procedimiento no es ilegal.

"Los intentos de Paxton y de la Legislatura de Texas de dar luz verde al enjuiciamiento inmediato de los proveedores de servicios de aborto basados en violaciones de la Prohibición Pre-Roe no deben sostenerse”, argumenta la demanda.

La demanda decía que estas son razones suficientes para no hacer cumplir la prohibición anterior a Roe.

La oficina de Paxton no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Los demandantes, que incluyen Houston Women's Reproductive Services y Whole Woman's Health, también han pedido al tribunal que declare que la prohibición anterior a Roe ha sido derogada "expresamente o por implicación".

“Las embarazadas merecen algo mejor. Las familias merecen algo mejor. Es exactamente por eso que estamos investigando”, precisó Amy Hagstrom Miller, presidenta y directora ejecutiva de Whole Woman's Health y Whole Woman's Health Alliance. “Es por eso que nunca dejaremos de luchar. Es por eso que persistiremos implacablemente en nuestra misión de brindar la compasión, la empatía, el apoyo y la atención que los políticos responsables de esta situación de pesadilla han dejado en claro que no brindarán”.