© 2020 Texas Public Radio
Real. Reliable. Texas Public Radio.
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

El Puente Internacional de Del Rio reabrió cuando Estados Unidos y México desmantelaron un campamento de migrantes sin precedentes

Before and after images of migrant camp
ADREES LATIF/REUTERS
/
X90022
Una combinación de imágenes de drones muestra a migrantes refugiándose mientras esperan ser procesados ​​cerca del Puente Internacional Del Rio después de cruzar el Río Grande hacia los EE. UU. desde Ciudad Acuña en Del Rio, Texas, el 18 de septiembre de 2021 (arriba), y el improvisado campamento migrante fronterizo cerca del Puente Internacional Del Rio después de ser desmantelado en Del Rio, Texas, Estados Unidos el 24 de septiembre de 2021. REUTERS/Adrees Latif

Puedes leer esta noticia en inglés haciendo clic aquí.

El Puente Internacional Del Río se reabrió a los viajes esenciales y al comercio.

Más de $2.8 mil millones en bienes pasaron por el puente entre Del Río, Texas y Ciudad Acuña, México desde enero. Se cerró durante más de una semana cuando hasta 16,000 migrantes, en su mayoría de Haití, establecieron un campamento improvisado debajo del puente.

La semana pasada, el gobierno de Estados Unidos reubicó a miles de migrantes, muchos en vuelos de regreso a Haití, y el enorme campamento quedó vacío.

Luis Ángel Urruza, presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Ciudad Acuña, señaló que la reapertura no pudo haber llegado lo suficientemente pronto porque cualquier demora más hubiera sido un desastre económico.

“Habría habido un colapso enorme e inmediatamente cerrarían las pequeñas empresas”, anotó.

Este fin de semana, la policía mexicana en Ciudad Acuña empujó a los migrantes fuera de un campamento a un refugio temporal.

TPR habló con una mujer haitiana en el campamento llamado Betania. Por temor a represalias, nos pidió que solo usáramos su nombre de pila. Betania comentó que la policía mexicana la pone nerviosa.

“Realmente no se puede dormir en el campamento. Estoy solo en manos de Dios”, explicó.

Unos 250 migrantes haitianos finalmente aceptaron dejar su campamento instalado en un parque público en Ciudad Acuña e ir al “Salón Fandango”, un lugar de eventos abandonado donde encontraron ahí alojamiento.

Sin embargo, cuando la primera furgoneta llegó al refugio temporal, gran parte del edificio carecía de techo. No había duchas. Los colchones llegarían más tarde ese día.

26F8354E-08E6-4A59-BD41-7815A51D7221.jpeg
Stephania Corpi for TPR
Texas Public Radio is supported by contributors to the Border and Immigration News Desk, including the Catena Foundation and Texas Mutual Insurance Company.

Gerardo Ledesma, pastor de Casa de Alabanza, llevó comida a los migrantes en el albergue.

"Veo la necesidad. Las autoridades no han brindado el apoyo hasta ahora que los han trasladado aquí", explicó a TPR.

Ledesma acusó a los gobiernos de Estados Unidos y México de apresurarse a despejar los campos y acosar a los migrantes.

Estos migrantes fueron parte de un éxodo anterior de Haití a América Central y del Sur.

La pregunta ahora es si más inmigrantes haitianos intentarán dirigirse hacia el norte.

Una indicación temprana proviene de América Central. Cada día, se estima que 2,500 haitianos llegan por tierra a Panamá procedentes de América del Sur. Desde allí, muchos continúan hacia México, y esperan llegar a los Estados Unidos.

El enviado especial de Estados Unidos a Haití, Daniel Foote, renunció en protesta por el manejo del gobierno federal de la situación en Del Río.

En mayo, la administración Biden otorgó a los haitianos que viven dentro de los Estados Unidos Estatus de Protección Temporal (TPS). Desde entonces, la nación isleña ha sido devastada por disturbios políticos y un terremoto. Sin embargo, la administración dijo que el TPS no aplicará a los ciudadanos haitianos que han intentado viajar a Estados Unidos después de mayo.

La administración Biden ha enviado a muchos de los migrantes en vuelos de regreso a Haití bajo una política de la era Trump de expulsarlos con el fin de detener la propagación de COVID-19. Los activistas por los derechos de los inmigrantes consideran que esta política es ilegal porque las expulsiones no permiten un proceso de asilo legal y los inmigrantes no tienen más probabilidades de propagar enfermedades que cualquier otra persona.

TPR was founded by and is supported by our community. If you value our commitment to the highest standards of responsible journalism and are able to do so, please consider making your gift of support today.