© 2023 Texas Public Radio
Real. Reliable. Texas Public Radio.
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

Uvalde analiza cómo se debe recordar el nombre de Robb Elementary después de que la escuela sea derribada

Annie Robb violin and sheet music written her brother.jpg
Ciudad de Uvalde
/
El violín de Annie Robb y la composición musical escrita por su hermano, Robert, se exhiben en el Gran Teatro de la Ópera de Uvalde.

Read this story in English

La comunidad de Uvalde planea derribar la Escuela Primaria Robb, el sitio del tiroteo del 24 de mayo en el que 19 niños y dos maestras perdieron la vida. Pero no es seguro qué sucederá con el espacio una vez que el edificio sea desalojado. En medio de su dolor, los residentes de Uvalde también están considerando nuevas formas de seguir honrando a Annie Robb, la homónima de la escuela.

Algunos miembros de la comunidad están decididos a recuperar el noble legado de la educadora de entre la sombra de una tragedia inolvidable.

Uvalde es una comunidad de plazas públicas, parques sombreados y bibliotecas. Los investigadores locales dicen que todo es parte de la herencia de Annie Robb, intelectual, maestra y líder comunitaria.

Ella era una de un grupo de maestros que todavía se celebra hoy. Mendell Morgan Jr. es el director de la Biblioteca Memorial de El Progreso.

"En realidad, había cuatro maestras muy destacadas, la Sra. Robb, la Sra. Benson, la Sra. Dalton y la Sra. Anthon. Y las cuatro tenían escuelas con su nombre debido a su larga permanencia como maestras en la comunidad de Uvalde", recordó Morgan.

Annie Robb nació en Rockport en 1873. Cuando tenía 11 años, ella y su familia se mudaron a Uvalde. En 1891, fue una de las primeras graduadas del Liceo Uvalde. La ceremonia se llevó a cabo en el Gran Teatro de la Ópera de Uvalde.

Se convirtió en maestra y enseñó en las escuelas primarias de Sabinal y El Paso antes de regresar a Uvalde.

A Robb le encantaba tocar el violín. También creía en la superación personal y se unió a ciudadanos de ideas afines en El Progreso Club, que se dedicaba a la superación personal y cívica.

Uno de los proyectos en los que se centraron Robb y su equipo fue la construcción de la biblioteca de la ciudad, y durante más de una década supervisaron una creciente colección de libros.

En 1918, el acceso fue gratis para el público. Un breve artículo en el San Antonio Express sobre la ceremonia de inauguración agregó que para entonces la biblioteca tenía 2,000 libros.

La biblioteca también necesitaba una base financiera segura: solo las donaciones de la comunidad mantuvieron las puertas abiertas y gratuitas para los visitantes. Para 1926, Robb y su grupo convencieron al Concejo Municipal de Uvalde para financiar permanentemente lo que se convirtió en la Biblioteca Memorial de El Progreso.

Susan Anderson es la oficial de conservación de la Ciudad de Uvalde y miembro de la Comisión Histórica del Condado de Uvalde. Ella cree que Robb tuvo la suerte de ser una educadora e intelectual durante una época de grandes cambios sociales y políticos.

“Esta fue la era progresista de la política, y las mujeres estaban luchando por el voto y tratando de tener más representación, pero aún no podían votar, y pese a ello tuvieron una gran influencia en esta comunidad”, explicó.

Anderson agregó que el círculo de colegas y amigos de Robb se reunía con frecuencia, y se educaban y entretenían mutuamente con trabajos de investigación que escribieron sobre varios temas cotidianos.

"Las mujeres se reunían los sábados, y ahora pensar en sacrificar un sábado por la tarde durante dos o tres horas para ir a una reunión parece ridículo. Pero habías trabajado toda la semana y habías lavado la ropa, y ahora era tu día. Podías hacer algo divertido. Y si bien escribir un trabajo y presentarlo en El Progreso no me suena divertido, estar con esas otras damas era su diversión. Ese era su entretenimiento. Y lo mismo ocurre con las producciones en el Gran Teatro de la Ópera", rememoró.

El Gran Teatro de la Ópera de Uvalde es donde Robb participó en el teatro comunitario y tocó el violín. Su instrumento se exhibe hoy en el teatro de la ópera. Caitlin Visel es la gerente.

"Como músico, ella habría estado involucrada en una cantidad de cosas que sucedieron aquí. Hay relatos de que Robb actuó en el musical 'Remember the Maine'", explicó. "También tenemos el 'Mikado' en el que podría haber actuado, y su hermano mayor, Robert Robb, era músico y compositor, y definitivamente tocó en todo lo que él armó y tuvo aquí".

"Remember the Maine", fue una actuación inspirada en el hundimiento del USS Maine en el puerto de La Habana. El incidente fue atribuido a España y ayudó a desencadenar la Guerra Hispanoamericana en 1898. "El Mikado", ambientada en una ciudad japonesa imaginaria, fue una ópera de Gilbert and Sullivan que originalmente se montó en 1885.

The Uvalde Grand Opera house with a steeple can be seen in this turn of the century photograph.
Biblioteca Memorial El Progreso
/
El Teatro de la Gran Ópera de Uvalde con un campanario se puede ver en esta fotografía de principios de siglo.

Profesora, intelectual, músico, y Robb también era ecologista. Alrededor de 1898, se asoció con otros residentes para evitar que talaran y vendieran una arboleda de robles.

Fueron de puerta en puerta para recaudar $75. La ciudad lo igualó y el terreno se compró para la ciudad por $150. El espacio a la sombra de los árboles se conocía simplemente como "The Grove" hasta después de la Primera Guerra Mundial, cuando se llamó formalmente Memorial Park en honor a quienes fallecieron en la guerra.

Anderson dijo que Robb también fue parte de un esfuerzo comunitario que logró que el concejo municipal instalara llaves de agua en dos plazas públicas para cuidar mejor el paisaje. También se colocaron vallas en las plazas para evitar que ingresara el ganado.

memorialparkmothers[1] (1).jpg
Biblioteca Memorial El Progreso
/
Las "madres de guerra" se reunieron en Memorial Park en Uvalde el Día del Armisticio en 1927.

Robb murió en 1954 a la edad de 81 años. Como todos los grandes maestros, Robb dejó una impresión duradera en sus alumnos.

Cuando la comunidad construyó una escuela y realizó un concurso para elegir un nombre, Gene Kincaid, un abogado local, lideró el movimiento para honrar a la educadora. Robb fue tutora de matemáticas de Kincaid.

El edificio se llamó Escuela Primaria Robb unos años después de la muerte de Robb. Morgan explica cómo Kincaid tuvo éxito.

"Era muy inteligente. Su padre era dueño de un hotel y logró que todos los empleados del Hotel Kincaid, además de su familia y algunos otros amigos votaran por la Sra. Robb, por lo que obtuvo la mayor cantidad de votos y la escuela fue nombrada en su honor”, detalló.

Anderson agregó que el enfoque de la vida de Robb fue la educación. Ni ella ni su hermano, Robert, tuvieron descendencia.

“En esencia, los hijos de Uvalde son sus hijos, y por muchas, muchas generaciones”, enfatizó.

Morgan dijo que Robb dejó algo de dinero en su testamento para los escolares de Uvalde. Poco antes de morir, le explicó a un reportero sus sentimientos acerca de la enseñanza:

"En una entrevista en 1954 (ella dijo) 'Nunca hubo nadie en su clase a quien no le gustara enseñar', lo cual creo que es un hermoso sentimiento para recordarla", agregó Morgan.

Este junio se tomó la decisión de derribar el edificio que lleva su nombre. Para algunos residentes, el deseo de seguir adelante desde el tiroteo del 24 de mayo debe equilibrarse con el deseo de no olvidar lo que Annie Robb contribuyó a Uvalde.

También, los historiadores del movimiento por los derechos civiles de los mexicoamericanos aprecian a Robb Elementary debido a su papel clave en una protesta en abril de 1970. Para entonces, el edificio en ruinas era conocido como "la escuela mexicana".

La maestra mexicoamericana que trató de plantar árboles y hacer otras mejoras a la escuela fue despedida sin razón, y los padres de familia, indignados, sacaron a sus hijos de Robb al igual que de otros planteles. Los estudiantes de secundaria organizaron una huelga. Los manifestantes presentaron varias demandas, incluyendo más maestros latinos en escuelas desagregadas.

El enfrentamiento duró seis semanas. Terminó tranquilamente, pero inspiró a la comunidad a asegurarse de que se escucharan sus demandas de justicia. Las luchas legales iniciadas en Robb Elementary duraron décadas y finalmente tuvieron éxito.

¿Seguirá vivo el nombre de Annie Robb? Morgan definitivamente cree que debería, de alguna forma, en algún lugar.

"Mi opinión personal es que deberíamos continuar honrándola en la comunidad porque es una de esas pioneras fuertes que hicieron tanto por nuestra ciudad", subrayó Morgan.

Anderson está de acuerdo.

"Tal vez en lugar de nombrar un nuevo edificio en su honor, tal vez construyamos un monumento en ese sitio o un parque o algo que, y voy a romper, un parque en realidad sería lo ideal para esta mujer que ayudó a mantener nuestras hermosas plazas en el centro y un lugar para que jueguen esos niños que tanto le importaban".

Independientemente de lo que venga después, hay un monumento a Annie Robb que es eterno: esa es su lápida en el cementerio de Uvalde, donde descansa junto a su hermano.

Fernando Ortiz Jr. contribuyó con esta información.

Esta nota fue traducida por Texas Public Radio con apoyo de Gabriela Olivares, Roberto Sierra, Francisco Marín, Pamela Martinez, Ana Baehr, e Yvette Benavides, para NPR y The Texas Newsroom. 

TPR fue fundado y es apoyado por nuestra comunidad. Si usted valora nuestro compromiso con los más altos estándares de periodismo responsable y puede hacerlo, por favor considere hacer su regalo de apoyo hoy.

Brian Kirkpatrick can be reached at brian@tpr.org and on Twitter at @TPRBrian