© 2020 Texas Public Radio
Real. Reliable. Texas Public Radio.
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
TPR Noticias

El jefe de policía del distrito escolar de Uvalde dice que no fue su culpa a medida que surgen nuevos detalles sobre el tiroteo

Un hombre armado de 18 años de edad mató a 19 niños y dos adultos en la Escuela Primaria Robb en Uvalde el 24 de mayo de 2022.
Patricia Lim / KUT
/
Un hombre armado de 18 años de edad mató a 19 niños y dos adultos en la Escuela Primaria Robb en Uvalde el 24 de mayo de 2022.

Una entrevista de The Texas Tribune con el jefe de policía de UCISD, Pete Arredondo, junto con videos y materiales de investigación de tiroteos revisados ​​por The New York Times, brindan más detalles sobre cómo las fuerzas del orden respondieron al ataque del mes pasado en la primaria Robb en Uvalde.

Read this story in English

Después de semanas de negarse a hablar con la prensa o con líderes comunitarios sobre sus acciones el día de un tiroteo masivo en una escuela primaria de Uvalde, el jefe de policía del distrito, Pete Arredondo, rompió su silencio el jueves y dijo que no creía que inicialmente estuviera a cargo de la situación.

En una entrevista exclusiva con The Texas Tribune, Arredondo, quien habló por teléfono con la publicación y brindó declaraciones a través de su abogado, también afirmó que dejó su equipo de radio porque pensó que eso le ahorraría tiempo.

El incidente fue uno de los peores tiroteos masivos de la historia y acabó con la vida de 21 personas, incluidos 19 niños y dos maestras.

Se indicó que Arredondo era el comandante en escena durante el incidente, según el Departamento de Seguridad Pública de Texas.

El director del DPS de Texas, Steve McCraw, señaló que el tirador estuvo dentro de la escuela más de una hora mientras los niños llamaban al 911 desde las aulas donde ocurrieron los disparos. El director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steve McCraw, enfatizó que “no había excusa” para no haber actuado.

“En base a una retrospectiva de los hechos, por supuesto que no fue la decisión correcta. Fue la decisión equivocada. No hay excusa para eso”, concluyó McCraw tres días después del tiroteo.

En su entrevista, Arredondo rechazó la afirmación de que gran parte de la culpa es suya.

“Ningún oficial que respondió nunca dudó, ni por un momento, en ponerse en riesgo para salvar a los niños”, expuso Arredondo a The Texas Tribune. “Respondimos a la información que teníamos y tuvimos que adaptarnos a lo que fuera que enfrentáramos. Nuestro objetivo era salvar tantas vidas como pudiéramos, y el haber sacado a los estudiantes de las aulas por parte de todos los involucrados salvó a más de 500 de nuestros alumnos y maestros de Uvalde antes de que tuviéramos acceso al tirador y elimináramos la amenaza”.

Arredondo agregó que mientras estaba en el pasillo y el tirador estaba dentro del salón de clases, intentó varias veces abrir la puerta con docenas de llaves que finalmente le proporcionaron. Ninguna funcionó.

No fue hasta que un equipo de agentes del orden público, incluyendo a elementos de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos, pudo irrumpir en el aula que el tirador, identificado como Salvador Ramos, de 18 años, fue asesinado.

The New York Times también informó el jueves que a los agentes de la ley se les dijo que había víctimas en las dos aulas a las que entró Ramos que necesitaban atención médica, pero la policía esperó la llegada de más equipo de protección antes de entrar. Eso es según el video y otro material que revisó la publicación.

McCraw explicó días después del tiroteo que los oficiales de policía en el lugar de los hechos inicialmente pensaron que el suceso había pasado de un escenario de un tirador activo al de un sujeto atrincherado.

The New York Times informó que, según una transcripción de imágenes de una cámara corporal que llevaba un oficial, se cree que Arredondo expresó su preocupación sobre cuánto tiempo estaba tomando la situación.

“Estamos tratando de preservar vidas”, comentó el oficial.

A medida que se desarrollaba esa terrible escena, la policía de Uvalde recibió llamadas al 911 de niños y maestros que estaban dentro de las aulas con el atacante. Una de las sobrevivientes, Miah Cerrillo, de 11 años, le dijo a CNN que se cubrió con la sangre de una de sus amigas en caso de que el atacante decidiera regresar al lugar donde ella estaba.

La investigación de semanas de duración también ha provocado críticas de Katherine Schweit, autora del programa de tiradores activos del FBI creado después del tiroteo de 2012 en la Escuela Primaria Sandy Hook.

"Me quedé impactada. Me quedé impactada. Y al principio, fue incredulidad”, declaró a NPR el jueves. “Debes perseguir todo el camino hasta el tirador y neutralizar al tirador. Ese es el único objetivo, y eso es todo, nunca debes desviarte de eso”.

Esta nota fue traducida por Texas Public Radio con apoyo de Gabriela Olivares, Roberto Sierra, Francisco Marín, Pamela Martinez, Ana Baehr, e Yvette Benavides, para NPR y The Texas Newsroom. Haga clic aquí para más cobertura de Uvalde en español.