© 2022 Texas Public Radio
Real. Reliable. Texas Public Radio.
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

Esto es lo que los expertos dicen que la policía debió hacer en el tiroteo en la escuela de Uvalde

image000000.jpg
Bri Kirkham
/
Texas Public Radio
Un homenaje para las víctimas de la balacera de Uvalde.

En situaciones de tiradores activos, los oficiales de policía están entrenados para confrontar al tirador inmediatamente, no a esperar.

Pero en el tiroteo de esta semana en la escuela primaria en Uvalde, Texas, el tirador pasó más de una hora dentro de la escuela antes de que la unidad táctica lo abatiera, a pesar de la llegada temprana de oficiales. Esto ha despertado preguntas sobre la respuesta de la policía, y si alguno de los 19 niños y dos maestros que fallecieron pudieron haberse salvado si los oficiales hubieran tomado un enfoque diferente.

“Cuando hay un tirador activo, las reglas cambian”, dijo el director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steve McCraw, a periodistas el viernes, mientras daba el reporte más completo hasta el momento sobre la tragedia ocurrida en la Escuela Primaria Robb.

McCraw identificó una falla crucial en la estrategia de la policía: el comandante en la escena creyó que la situación había pasado de un escenario de tirador activo a uno en el que el atacante se encontraba atrincherado al interior de la escuela, dijo McCraw, “sin niños en riesgo”, porque todos los civiles adentro ya habían muerto.

Eso dejó a un grupo de oficiales esperando por equipo táctico y unas llaves para abrir la puerta, mientras al menos dos estudiantes, desde el interior, llamaban frenéticamente al 911 suplicando ayuda.

“Con el beneficio de la retrospectiva, desde donde estoy sentado en estos momentos, claramente no fue la decisión correcta”, dijo McCraw. “ Fue la decisión equivocada. No hay excusa para eso”.

“Eso niños necesitan ayuda”, inmediatamente, dice un experto

Hay pocos estándares nacionales cuando se trata de la vigilancia, pero hay cierta coherencia. En los años posteriores al tiroteo escolar en Columbine, los agentes del orden han sido entrenados para atacar a un tirador activo tan pronto como sea posible.

“El protocolo es, tan pronto como determinas que hay un disparador activo, no esperas a nadie”, dijo Steve ljames, un experto que ha liderado sesiones de entrenamiento sobre situaciones de disparadores activos para las agencias policiales desde mediados de 1990.

“Entras y te movilizas para neutralizar bajo tu propio riesgo”, dijo Ijames. “Sería increíble que tuvieras ayuda, pero te puedo asegurar que esos niños necesitan más ayuda que tú”.

Después de que el tirador disparó a la policía en Uvalde, esta pidió equipo como chalecos y francotiradores, asumiendo que el sujeto estaba atrincherado al interior. Pero McCraw dijo el viernes que si la policía hubiera creído que todavía había personas vivas en la escuela, se habría visto obligada a mostrar mayor urgencia. Había “19 oficiales ahí”, dijo, agregando: “había suficientes elementos para hacer lo que se tuviera que hacer”.

En ese punto, McCraw parecía estar de acuerdo con los padres que pedían a los oficiales tomar acción en la escena. Dijo que la policía debió acercarse al tirador tan pronto como le fue posible, en lugar de preocuparse por tener el equipo correcto, o asegurar los alrededores.

Texas adopta una doctrina ampliamente aceptada sobre cómo lidiar con un tirador activo, dijo McCraw.

“Esa doctrina requiere oficiales. No nos importa de qué agencia sean, no tienen que tener un líder en la escena, cada elemento se alínea, apila, va y localiza de dónde vienen esos disparos y sigue disparando hasta matar al sujeto. Punto”, comentó.

La mejor línea de defensa es mantener todas las puertas cerradas 

Los expertos en capacitación dicen que lo que es crucial para la seguridad de las escuelas durante una situación de tirador activo es que las agencias de policía trabajen con los distritos escolares para crear protocolos de emergencia, con detalles sobre la distribución y personal de las escuelas.

La mejor manera de asegurarse de que los niños estén seguros dentro de sus escuelas, dice Ijames, es tener sistemas funcionales que aseguren que la persona peligrosa no tendrá acceso de ninguna manera.

“El primer paso no es sobre la respuesta policial a ninguna tragedia en progreso”, dijo. “Es mantener el problema fuera de la escuela. Es la seguridad física primero”.

Eso implica cerrar las puertas y establecer prácticas de seguridad para asegurar las áreas de los estudiantes si una persona ingresa. En Uvalde, McCraw dijo que el tirador entró a la Escuela Primaria Robb por la puerta trasera que una maestra dejó abierta. Momentos antes, la maestra había salido para buscar su teléfono celular.

Los expertos dicen que la trágica lección de este último tiroteo masivo escolar es que debe existir vigilancia constante. Y que la aplicación de la ley debe seguir adaptando estrategias y tácticas para luchar contra la devastación que ha ocurrido en tantas escuelas en los Estados Unidos.

Esta nota fue traducida por Texas Public Radio con apoyo de Gabriela Olivares, Roberto Sierra, Francisco Marín e Yvette Benavides, para NPR y The Texas Newsroom. Haga clic aquí para más cobertura de Uvalde en español.

TPR fue fundado y es apoyado por nuestra comunidad. Si usted valora nuestro compromiso con los más altos estándares de periodismo responsable y puede hacerlo, por favor considere hacer su regalo de apoyo hoy.