© 2022 Texas Public Radio
Real. Reliable. Texas Public Radio.
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

Ecologistas de RGV demandan al Cuerpo de Ingenieros del Ejército después de que proyectos de gasoductos reciben permiso de operación

A tanker arrives in the Houston Ship Channel near a spot where the road now dead ends into water at the San Jacinto battlefield in Houston
Rick Wilking
/
REUTERS
A tanker arrives in the Houston Ship Channel — near a spot where the road now dead ends into water at the San Jacinto battlefield in Houston — on March 6, 2014. The battlefield where Texas won its independence from Mexico is disappearing beneath rising sea levels.

Puedes leer esta noticia en inglés haciendo clic aquí

Los ambientalistas locales demandaron al Cuerpo de Ingenieros del Ejército después de que la agencia emitió nuevamente un permiso para una planta de exportación de gas natural licuado (GNL son sus siglas en inglés).

El Sierra Club, Save RGV y Shrimpers and Fishers de la RGV interpusieron una demanda judicial diciendo que los planes del proyecto Rio Grande LNG y Rio Bravo Pipeline siguen siendo demasiado destructivos para el medio ambiente y violan la Ley de Aguas Limpias. Específicamente, los grupos están preocupados por la tubería que atraviesa cientos de acres de humedales protegidos.

“Estos humedales son importantes”, dijo a TPR Nathan Matthews, abogado del Sierra Club. “Nos preocupa que el gasoducto afecte a muchos de estos humedales durante mucho tiempo. El Cuerpo está actuando, en esencia, en desacuerdo con lo que están haciendo otras entidades federales para tratar de proteger y restaurar de manera proactiva estos humedales".

El permiso, llamado permiso 404 bajo la Ley de Aguas Limpias, se otorga a proyectos que pueden demostrar que mitigarán los impactos potenciales a los humedales.

La compañía Enbridge de energía con sede en Canadá planea construir dos ductos paralelos, que van desde Agua Dulce, Texas, hasta el puerto de Brownsville. La construcción de las tuberías incluye la excavación de zanjas, la tala de matorrales y la limpieza regular de cualquier vegetación que regrese a las áreas en las que se encuentran las tuberías. Una vez terminadas, Enbridge dice que las tuberías podrán transferir 4.5 millones de pies cúbicos de gas por día desde Agua Dulce a Brownsville. Una vez que llegue a Rio Grande LNG, la terminal licuaría el gas y lo exportaría a todo el mundo.

“Las últimas seis millas del oleoducto pasan por Bahía Grande en el Refugio de Vida Silvestre (Nacional del Valle del Bajo Río Grande). Estos son humedales que el Servicio de Pesca y Vida Silvestre y otras entidades federales, estatales y locales también, han pasado mucho tiempo tratando de restaurar de manera proactiva”, recalcó Matthews.

Los grupos ambientalistas demandaron al Cuerpo de Ejército en marzo pasado cuando la agencia emitió por primera vez un permiso 404 para los proyectos del gasoducto y gas natural licuado. El permiso fue suspendido un mes después de que se presentó la demanda, cuando Rio Grande LNG y Rio Bravo Pipeline cambiaron el diseño de los proyectos.

Next Decade, la compañía con sede en Houston propietaria de Rio Grande LNG, dice que están "listos con el equipo" para comenzar a construir la planta de exportación de GNL. Sin el permiso actualmente disputado por Sierra Club, Save RGV y Shrimpers and Fishers of the RGV, Next Decade no puede empezar a construir la planta.

Si se construyeran, Rio Grande LNG y Texas LNG, otro proyecto de GNL programado para el puerto de Brownsville, exportarían GNL a todo el mundo después de que se canalice desde los gasoductos existentes y futuros.

La demanda es una continuación de una fuerte oposición contra las plantas de GNL y los proyectos de oleoductos desde que las empresas seleccionaron el Puerto de Brownsville para sus planes. Grupos como Save RGV, formalmente conocido como Save RGV from LNG, han criticado duramente el impacto ambiental y los peligros de las instalaciones de GNL, citando la contaminación y explosiones de plantas de GNL en todo el país.

Matthews argumentó que el Sierra Club está esperando una respuesta del Cuerpo del Ejército con respecto a la demanda. El objetivo general del grupo es evitar que se construyan la planta de exportación de GNL y las tuberías.

“Nuestro reclamo central aquí tiene que ver con: si este proyecto va a seguir adelante, hágalo de la manera que sea menos dañina para el medio ambiente”, agregó Matthews. "No creemos que el Cuerpo haya demostrado que esta es la forma menos dañina para el medio ambiente de construir este gasoducto".

Y concluyó: “Aunque queremos que el daño se reduzca lo más posible, creemos que lo mejor que podemos hacer por estas comunidades y por el medio ambiente sería simplemente decir no a este proyecto”.

TPR was founded by and is supported by our community. If you value our commitment to the highest standards of responsible journalism and are able to do so, please consider making your gift of support today.

Gaige Davila is a reporter for Texas Public Radio's Border and Immigration Desk, working from his hometown, Port Isabel, Texas, in the Rio Grande Valley.