Trump Está Arrebatando Tierras En La Frontera Para El Muro Durante La Pandemia, Afirman Defensores | Texas Public Radio

Trump Está Arrebatando Tierras En La Frontera Para El Muro Durante La Pandemia, Afirman Defensores

May 1, 2020

Click here to read this story in English.

Esta noticia fue actualizada el 1 de mayo con las declaraciones de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos.

Mientras gran parte del país ha estado encerrado debido al coronavirus, el Presidente Trump continuó con la construcción del muro. 

Los demócratas en Capitol Hill han pedido que se detenga por completo  la construcción. Pero la administración aceleró los esfuerzos para construir el muro, y Trump está usando la pandemia para justificar su aceleración.

Desde que comenzó la pandemia en los Estados Unidos, los funcionarios federales han  acelerado la construcción de 200 millas del muro en la frontera  al renunciar a las regulaciones federales. Y continúan presentando demandas en el sur de Texas para apropiarse de las tierras para la construcción del muro.

En el Condado de Starr, tres generaciones de la familia Alvarez viven en aproximadamente ocho acres de tierra que ha pertenecido a la familia durante décadas. Su propiedad limita con el Río Grande.

Un día por la tarde, Nayda Alvarez se encontraba en su hogar cuando su padre salió a recoger el correo.

Fue entonces cuando dijo que vio una caravana de camiones de una empresa trasladándose por una antigua carretera cerca de donde viven.

“Entonces, él regresa a casa y dice: ve a mirar porque podrían estar saltándose las cercas otra vez,” informó Alvarez.

Nayda ha estado luchando por más de un año contra la construcción del muro en la frontera que se espera que atraviese su propiedad.

Cuando su padre le contó sobre las personas que vio, ella tuvo el presentimiento de que podría tratarse de personal del gobierno.

Alvarez salió a su porche para comprobarlo por sí misma.

Ella dijo que vio un grupo de unas ocho personas cerca de la propiedad de su abuelo.

“Estaban allí con numerosos camiones grandes. Me sentí insegura de que hubiera personas cerca de nosotros,” dijo Alvarez. “Se supone que estamos en cuarentena y que tenemos la orden de “quédese en casa“, aquí en el Condado de Starr. No sé quiénes son estas personas, dónde han estado o qué traen.”

Dijo que le sorprendió lo cerca que estaban estas personas y notó que no usaban guantes ni mascarillas.

Alvarez tomó una foto y se la envió a sus abogados.

Resulta que ella tenía razón, eran topógrafos del gobierno que estaban recogiendo datos para la inminente construcción del muro en la frontera que pasará cerca de su propiedad.

Nayda Alvarez es una de los muchos propietarios que representa el Texas Civil Rights Project, de acuerdo con el abogado de la organización, Ricky Garza.

"Si bien habíamos visto seis casos presentados durante algunos meses – generalmente tres o cuatro casos al mes - pero en el mes de marzo vimos 13 casos, todo un récord... nunca vimos tantos casos,” afirmó Garza.

Garza expresó que la pandemia del coronavirus ha dificultado una reunión efectiva con los clientes, y piensa que es por eso que el gobierno está aprovechando esta situación.

"Pensamos que están aprovechando la pandemia para ir por las viviendas de las personas cuando deberían permanecer en casa", dijo Garza. "Quedé sorprendido cuando vi por primera vez la curva de casos presentados, parece la tabla de infectados por el coronavirus".

Laiken Jordahl es un defensor de las zonas de frontera para el Centro para la Diversidad Biológica.

Él viaja por la frontera sur documentando la construcción del muro en la frontera y habla con las comunidades afectadas por esta construcción.

“Es irritante ver que la construcción del muro se intensifica, y cómo se acelera cuando las personas que luchan contra la construcción del muro ahora deben hacerlo desde el confinamiento en sus hogares,” informó Jordahl. “Se ve y se siente tan injusto.”

Las protestas y manifestaciones habituales organizadas están fuera de discusión en este momento debido a la pandemia.

Jordahl dijo que los residentes en la frontera con los que ha hablado también han visto la intensificación de la construcción del muro en la frontera.

Dijo que desde que comenzó la pandemia, el gobierno federal anunció que se construirán rápidamente alrededor de 200 millas del muro en la frontera y está yendo por arriba de las leyes para hacerlo.

“Y por toda la frontera en Arizona, en California, hemos visto esta afluencia masiva de trabajadores de la construcción en nuestras comunidades en la frontera", dijo Jordahl. “Estos trabajadores vienen de todo el país. Se están concentrando en nuestros hoteles y tiendas de menudeo, exponiendo a los residentes a un mayor riesgo de infección."

Los funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos afirmaron que el proceso no cambió ni se intensificó debido al COVID-19.

“Cualquier aumento en las acciones de adquisición de tierras se debe únicamente al progreso de las acciones de planificación del proyecto”, declararon funcionarios de la agencia.

“Si bien las operaciones cotidianas fueron modificadas en respuesta al COVID-19, sigue siendo importante continuar simultáneamente estos esfuerzos a largo plazo de la manera más segura posible”, añadieron.

Vicki B. Gaubeca, directora de la  Southern Border Communities Coalition, comentó que la afluencia de trabajadores, especialmente aquellos que no siguen el distanciamiento social o no utilizan equipos de protección personal (EPP), ponen en peligro a personas que viven en Ajo, Yuma, Arizona y Columbus, Nuevo México.

"Las comunidades rurales en la frontera generalmente no tienen acceso a servicios médicos especializados, ni siquiera a los sitios de prueba. Eso significa que las vidas de esos trabajadores y los residentes, están en riesgo, ya que deberían viajar una gran distancia para acceder a un centro médico", dijo Gaubeca en una reciente comunicación con la prensa.

Mientras tanto en el condado de Starr, Nayda Alvarez dijo que no le sorprende que el gobierno continúe con su proyecto, incluso durante este difícil momento.

Nayda Alvarez posa para una foto en su patio trasero, que es parte de la propiedad que su familia ha tenido durante cinco generaciones junto al Rio Grande, el 9 de febrero de 2019.
Credit CREDITOS DE CORTESIA VERONICA G. CARDENAS PARA TEXAS PUBLIC RADIO

Dijo que su experiencia hasta ahora no ha sido buena en su lucha contra la construcción del muro. Como el año pasado, cuando su madre estaba a punto de fallecer debido a un cáncer de seno.

Dijo que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército seguía llamándola todos los días.

“Hasta que finalmente le dije a la señora con la que estaba hablando, ‘¿Qué es lo que no entiende? Ya sabe, estamos ocupados’", dijo Álvarez. "Le dije: ‘¿Por qué no me llama el próximo lunes? Sabe, mi madre fallecerá en cualquier momento’".

Álvarez les informó que habrían terminado con el entierro para el final de la semana.

"Y adivinen qué, ese lunes por la mañana la primera llamada que recibimos fue del personal del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, nuevamente, tratando de obtener su firma para acceder a la propiedad", dijo Alvarez. "Eso demuestra que el gobierno no tiene valor por la vida humana, o por lo que estamos pasando".

Nayda dijo que le gustaría ver que el dinero que se está destinando a la construcción del muro en la frontera se utilizara, para la lucha contra el COVID-19.

"Tenemos más de 40,000 personas que han fallecido por este virus y, sin embargo, son tan tercos que quieren construir un muro", dijo Álvarez.

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército informó en un comunicado que sus contratistas tienen instrucciones de cumplir con las pautas CDC, estatales y locales.

Los funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza expresaron que la pandemia demuestra que es lo importante "tener plena conciencia de quién y qué está cruzando nuestras fronteras".

La agencia dijo que mantiene la confianza de que construirán 450 millas del muro en la frontera para fin de año.

Puede contactar a Reynaldo Leaños Jr. en Reynaldo@TPR.org y en Twitter @ReynaldoLeanos.

TPR fue fundada por la comunidad y se financia con sus donaciones. Si usted valora nuestro compromiso con los niveles más altos de periodismo responsable y está a su alcance, considere hacer un donativo para respaldarnos hoy mismo.