© 2020 Texas Public Radio
Real. Reliable. Texas Public Radio.
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
TPR Noticias

Votantes Latinos 2020: Conoce Al Progresista Que No Votará Por Biden

Leanos_McAllen_PollingPlace.png
Reynaldo Leaños Jr. | Texas Public Radio

Los latinos comprenden alrededor del 40% de la población de Texas, y sus votos podrían ser fundamentales para las elecciones. Las campañas electorales están redescubriendo el hecho de que no existe un bloque “latino”. Los reporteros de la radio pública en todo Texas están escuchando a estos votantes discutir los temas que les preocupan y dar su opinión sobre hacia dónde debería dirigirse la nación.

Esta es la primera de una serie de cinco historias sobre votantes latinos en las elecciones 2020.

Read this story in English.

Marlon Duran y su mamá decidieron votar temprano debido a la pandemia de la COVID-19. El Valle de Rio Grande ha sido golpeado fuertemente; más de 3,000 personas han muerto.

Duran y su mamá caminan, salen al patio delantero de su casa y se dirigen a un automóvil que se encuentra estacionado afuera.

“Fue muy amable de tu amigo prestarte su coche,” dice él a su mamá.

Minutos después arribaron al lugar de votación en McAllen. Tomaron sus mascarillas y rápidamente se hicieron camino hacia dentro para votar.

Duran y su mamá son Demócratas de toda la vida, así que no votarán por el presidente Donald Trump, pero cada uno votará hoy por un candidato diferente.

“Votaré Verde porque creo que es la mejor opción, pero si las personas votan por Biden, ya sabes, no puedo juzgarlos, pero yo no puedo votar por él, por diferentes razones,” dice Duran.

Marlon Duran, 29, voted at a polling station in McAllen.
Reynaldo Leaños Jr. | Texas Public Radio
Marlon Duran, de 29 años, votó en una casilla en McAllen.

Duran se identifica como demócrata socialista, y a lo largo de varios meses, los Demócratas Progresistas Del Valle de Rio Grande, como Duran, hicieron algo de ruido.

Se han movilizado con algo llamado “Movimiento Progresista”, en una región en la que la mayoría de la población es Latina. Esta facción de Demócratas recientemente estuvieron cerca de lograr elegir varios candidatos locales progresistas. Muchos de ellos incluso mostraron su apoyo a lose senadores Bernie Sanders y Elizabeth Warren, quienes tuvieron posiblemente fuertes campañas y apoyo en el Sur de Texas y fueron bien votados por otros Latinos a lo largo del país.

A pocos días de la elección, algunos Progresistas del Partido Demócrata no se encuentran muy entusiasmados sobre una potencial administración de Joe Biden. Existe incluso un “#SettleForBiden” que ha sido usado a lo largo de redes sociales.

Duran dice que apoya políticas progresistas como con las que hizo campaña Bernie Sanders, incluyendo un Green New Deal y Medicare for All. Dice que cree que las Primarias Demócratas estuvieron amañadas.Duran además piensa que Biden no es tan de izquierda como a él le gustaría que fuera, lo cual es solo una de las razones por las que decidió apoyar al candidato presidencial Howie Hawkins del Partido Verde.

Duran asegura que la política y la participación en la democracia han sido importantes gran parte de su vida.

“Cuando tenía dos o tres años, mi papá se postuló como alcalde o presidente municipal, como se le conoce en México, de su municipio por el PRD, el cual es un partido de izquierda. Así que siempre he sido de izquierda,” asegura. “Siempre me he preocupado por las personas marginada y oprimidas. Especialmente porque yo he atravesado por cierta opresión. Así que entiendo mucho lo que es el sufrimiento y la opresión.”

Duran dice que parte de la opresión que ha experimentado viene de ser gay e inmigrante indocumentado.

Su mamá es ciudadana de Estados Unidos, y su papá es ahora residente permanente. Duran dice que la economía mexicana en declive los obligó a moverse aquí.

“Mi papá intentó tener un negocio de camiones en México, pero no rindió frutos, y con el NAFTA eso en verdad lastimó la economía mexicana, así que fui parte de la ola de inmigrantes que cruzaron a principio de los 90 desde México, buscando una mejor vida y mejores oportunidades,” dijo Durán.

Duran se convirtió en ciudadano de Estados Unidos cuando tenía 15 años.

“Desde entonces, he sido ciudadano y siempre he votado. Siempre he sido activo en la política, especialmente desde que salí de la preparatoria,” asegura. “Siempre he estado dentro y fuera del activismo y haciendo lo que pueda para que el mundo sea un poco mejor para las personas y para mí.”

Duran se involucró recientemente en la campaña electoral de una candidata Progresista del Sur de Texas llamada Jessica Cisneros.

“La mejor manera de traer el cambio es ir puerta por puerta y platicar con las personas,” dice Duran. “Comunicarse con ellos uno a uno, corazón a corazón y decirles que necesitamos un cambio. Podemos tener estas cosas maravillosas, pero necesitamos a las personas en el poder que piensan y sienten como nosotros.”

Cisneros se enfrentó contra un Demócrata identificado como moderado llamado Henry Cuéllar. La carrera fue muy reñida, pero Cisneros perdió. Muchos, incluido Duran, vieron esto como una señal de que el movimiento Progresista está creciendo en el sur de Texas.

“Creo que la gran mayoría de las personas son más progresistas de lo que les damos crédito,” dice. “Lo único que está en contra de nosotros es la apatía de los votantes. Esa apatía que tienen la mayoría de las personas que tienen un punto de vista progresista y que no votan, o no participan en el sistema porque creen que no tienen el suficiente poder para realmente cambiar las cosas, así que necesitamos unirlos y darles el ánimo y la motivación.”

Duran sintió un deseo de cambio en las campañas de Cisneros y Sanders, pero no lo ha sentido en la de Biden.

“Existe este sentido masivo de superioridad por parte de los Demócratas corporativos y la élite Demócrata,” asegura. “Si ves a Hillary (Clinton), si ves a Joe Biden, existe este sentido de ‘Oh, nosotros no necesitamos a la izquierda’ y ‘la izquierda tiene que votar por nosotros porque si no votan por nosotros, entonces lo que suceda será su culpa. Si Trump gana de nuevo, será su culpa. Fue su culpa que Trump ganara.”

Él cree que este sentido de superioridad de los candidatos como Biden viene de vivir en una burbuja.

“Ellos no se dan cuenta de los problemas diarios de los Americanos, de las personas que han sido oprimidas, que han sido explotadas y por eso pienso que creen que tenemos que votar por ellos porque la alternativa es horrible,” dice Duran. “Creo que la vasta mayoría de quienes apoyan a Bernie y Warren votarán por Biden de la misma manera en la que votaron por Hillary… no porque crean que Biden es un buen candidato, sino porque creo que se han comprado el miedo de que Trump ganará y que tenemos que detenerlo a toda costa.”

Duran dice que las personas deberían seguir sus corazones a la hora de votar, pero su mamá y hermanos no están de acuerdo con ese argumento.

“Ellos temen a Trump. No estoy diciendo que el que gane Trump sea algo bueno. Sería horrible. Sería peor que si gana Biden, así que no los culpo. No los juzgo y espero que ellos hagan lo mismo por mí y que no resulte en una pelea familiar o algo. Nosotros nos amamos y apoyamos los unos a los otros. Estamos de acuerdo en estar en desacuerdo.”

Duran espera que los Progresistas tomen al Partido Demócrata porque quiere ver grandes cambios en la política.

“Creo que lo que tenemos que hacer, es organizarnos nosotros mismos y reclutar más y más personas para que se unan. Mi esperanza es que para el año 2022, durante las elecciones intermedias, tomemos al Partido Demócrata,” dice. “Lo hagamos condado por condado, estado por estado y reemplacemos a todos esos Demócratas corporativos.”

Dice que tomar el Partido Demócrata se dará con organización. Duran se imagina un país en el que todos son iguales, y en el que se les brinde amor, dignidad y respeto.